La IML (Iglesia Mayor de Lucifer), es un centro filosófico no-dogmático para los que aplican nuestros básicos 11 Puntos de Poder Luciferino en sus propias personas de forma única y productiva.

Nosotros no somos ni ateos o teístas, tu aproximación es la tuya.

La IML no es una organización que desea ayudar a todo el mundo, nuestra filosofía anima a los individuos a buscar el conocimiento necesario para elevarse a sí mismos. Nuestros encuentros y reuniones analizan nuestra filosofía y los tópicos y áreas asociadas dentro del Sendero de la Mano Izquierda y otros campos de estudio. La IML está dirigida al maduro y fuerte de mente y a aquellos que son exitosos o buscan su propia felicidad en la vida. El Luciferianismo se vuelve fuerte por el individuo que logra resultados e ilumina nuestra filosofía mediante el ejemplo.

Nosotros no convertimos, o eres un “Luciferino” o simplemente no; no hay punto medio.

Filosofía Luciferina

La filosofía luciferina es fácilmente definida como el camino auto-determinado hacía el potencial en equilibrio con la realización de los resultados en los objetivos materiales y espirituales. El Luciferianismo aboga por la búsqueda del conocimiento para un propósito orientado a metas, obteniendo la comprensión de la experiencia y el poder al evolucionar y convertirte hacía la dirección del potencial de la experiencia personal. Desafiar y cuestionar la creencia restrictiva y la religión dogmática requiere coraje y un sendero hacía el conocimiento que buscas. A esto llamamos Liberación, romper con las cadenas de la ignorancia. La búsqueda del conocimiento para aplicarlo en la obtención de comprensión y alcanzar las metas es llamada Iluminación. Hacerse consciente de que puedes formar tu vida mediante tu Voluntad, Deseo y la Creencia es la Apoteosis continua.

Buscamos la comprensión a partir de la aplicación del conocimiento para probar nuestras fuerzas y debilidades, y evolucionamos y nos convertimos así de forma gradual en nuestro potencial idealizado de excelencia personal. Nosotros rechazamos a las quejumbrosas “victimas”, quienes se identifican a sí mismas como tal y buscan culpar a otros de su constante frcaso. Los luciferinos somos leales, compasivos y justos con los amigos y familia verdaderos.

Nuestra filosofía y sendero es llamada “luciferina” pues encontramos fuerza y belleza simbólica y metafórica en el arquetipo del Portador de la Luz. Los luciferinos reconocemos dentro de la naturaleza un ciclo de creación y destrucción que es una ley primordial que puede ser percibida como una motivación instintiva de la auto-excelencia mediante la superación de los obstáculos. Los luciferinos a menudos reconocen esto como “El Adversario”, pues este poder desafiante y conquistador es natural e inspirador para aquellos de nosotros que nos identificamos con el símbolo del “Sin Amo”.

Liberación, Iluminación, Apoteosis: La Triada de la Estrella de la Mañana

Los luciferinos luchan por el equilibrio entre los instintos primigenios que motivan nuestras decisiones en la vida (oscuridad); con autodeterminación al mantener el control de sí mismos y aplicar nuestra habilidad para utilizar la razón y la lógica (luz). Este símbolo de la unidad de la oscuridad (instinto, emoción) y luz (intelecto, lógica), encienda la Llama Negra (la consciencia inspirada por la imaginación y el potencial hacía tu Verdadera Voluntad). Esto es representado como Liberación, el acto consciente de destruir lógicamente el dogma restrictivo, especialmente si es incómodo, para obtener nuevos niveles de comprensión y poder; la Iluminación es el logro de la comprensión de la experiencia.

A medida que logres la comprensión del conocimiento y la experiencia de la superación de tus creencias restrictivas y miedos, identificando las debilidades para fortalecerte con disciplina, te adentrarás aún más en tu propio Sendero de la Mano Izquierda y la acumulación de poder. Este proceso es llamado Apoteosis (volverse un dios): convertirse en un dios simplemente significa que tú reconoces que tu mente y pensamientos, especialmente la forma en que percibes algo y las palabras y acciones que tomas, son tu propia responsabilidad. No importa lo que algunos podrían “hacerte”, la rendición de cuentas y responsabilidad de tus pensamientos, palabras y acciones son solo tuyas. Los luciferinos no pasan su tiempo lloriqueando ni quejándose constantemente como víctimas de lo que otros les han hecho, nosotros rechazamos la debilidad y despreciamos la mentalidad de esclavos de los oprimidos. La naturaleza y la vida no tienen lugar para ellos más que ser la presa del más fuerte.

Rechazar la Victimización y Cómo Identificar a un Luciferino
Los luciferinos se identifican con el símbolo del Adversario en la naturaleza: evolución, transformación y conquista. Puedes reconocer esta Característica Luciferina esencial con tan solo observar las palabras y acciones de otros. Si ellos son “victimas” y llenan el aire con quejas de que otras personas son los causantes de sus “fracasos”, entonces han revelado que son ovejas: evita a las ovejas oprimidas quienes a veces intentan ponerse una “piel de lobo” más delgada en su cuerpo con sobrepeso, suave y cubierto de lana. La Piel de Lobo podría estirarse para ajustarse al cuerpo perezoso de las ovejas por un tiempo, pero la costura no resistirá. Los instintos naturales desprecian la debilidad, confía en tus “corazonadas” y evita a la “victima” quien inherentemente no puede existir como un luciferino.

Poder, Equilibrio, Fuerza, Sabiduría:
Los Pilares del Luciferianismo

El Luciferianismo es la filosofía maleable pero consistentemente práctica que desafía las creencias restrictivas al guiar al individuo hacía la excelencia personal. La soberanía personal parte de una aplicación continua de lo que es identificado por una triada táctica de la consciencia auto-determinada y aislada: Liberación, Iluminación y Apoteosis. Los luciferinos buscan métodos estratégicos para rechazar las restricciones ortodoxas tales como los limites religiosos dogmáticos o la “culpa” profundamente arraigada y el pensamiento derrotista de que el “hombres es un pecador”; el conocimiento en una aplicación práctica (ganar dominio sobre la emoción o situación) y empuñar el poder que buscas en este momento (la vida física en el aquí y ahora).
La realización de los logros individuales y la obtención de la comprensión desde los fracasos despiertan un momento definitivo en la consciencia, aceptando mentalmente que solo tú eres la fuerza gobernadora determinante del sendero en la vida. Los individuos que encuentran un “espíritu” común con nuestra filosofía se convierten en “Luciferinos”, a menudo de manera lenta y durante un periodo de tiempo. El Luciferianismo es entendido como una base filosófica mediante la aplicación de los rasgos de liderazgo orientados a objetivos conocidos como los 11 Punto de Poder Luciferino.

El Luciferianismo no es una religión dogmática, no puedes “convertirte” ni poner la creencia ciega en ser “salvado” o “protegido”. Tu percepción del mundo, la capacidad de adaptarte y el deseo de buscar la auto-excelencia es el único camino de a la “fe” espiritual del Templo personal de la Mente, Cuerpo y Espíritu. Los luciferinos se convierten en uno mediante la adaptación continua y lógica de la filosofía definida con sencillez en los 11 Puntos de Poder Luciferino. Los 11 Puntos son la base de la consciencia personal y el establecimiento de una aproximación práctica y estratégica a la vida. Ellos fueron filosóficamente adaptados del grimorio luciferino “La Biblia del Adversario”, sin las claves iniciática y esotéricas de la Magia(k) Adversaria y filosóficamente claros en esencia. El resultado presenta un interesante aspecto clave, crucial para el Luciferianismo: o “estás” en armonía con la filosofía, siendo capaz de adaptar y aplicarla mientras que obtienes comprensión o simplemente “no lo estás”. No hay un medio dentro el Sendero Luciferino, confía en tus instintos y con la disciplina, busca tu potencial de poder y felicidad en esta vida.

¡Si eres uno de nosotros, bienvenido a tu sendero de Apoteosis individual!